Ingredientes

12 cucharadas soperas de semillas de calabaza.

Un trozo de kombu  8×8 cm. apróximadamente (desmontar las capas del alga)

Elaboración:

Tostar las pipas de calabaza  hasta conseguir un color dorado, si se queman no valen.  Seguidamente colocarlas en un plato llano y dejar que se enfríen.

Por otro lado poner las capas de kombu en la sartén y tostar, sin que lleguen  a quemarse.   Cuando ya estén hechas reservar en un plato.

Seguidamente triturar las semillas y cuando estén casi molidas añadir el alga tostada y acabar de triturar ambos alimentos.

Guardar en un bote cerrado, conservar 2-3 semanas máximo, ya que las pipas de calabaza por su contenido en vitamina E tiende a oxidarse o lo que es lo mismo se enrancian.

Este condimento es muy fácil de cocinar, se puede añadir encima de cualquier cereal, a mí me encanta en el porridge del desayuno.

 Es un aderezo ideal para remineralizar el organismo, para la circulación sanguínea  y el  sistema nervioso por el alto contenido en vitamina B de las semillas. Por su parte el alga kombu ayuda en la absorción de los nutrientes y tiene un alto contenido en fibra al igual que las pipas de calabaza

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies